PABLO ABRAIRA

PABLO ABRAIRA
Biografía

Tal vez la impaciencia por conocer en qué consistía esto que hemos dado en llamar existencia motivó su precipitado nacimiento en un taxi madrileño en una calurosa noche del primer día de Julio.
Durante su infancia, tuvo la gran suerte de que su madrina le llevase a los conciertos de Música Clásica, que en aquella época se celebraban en el Monumental, lo que le hizo descubrir que la música era un mágico alimento para el espíritu.

A una edad temprana descubre Beatles, el Pop, el Soul, el Rhythm´n´Blues, el Rock&Roll, y así comienza su andadura musical y tras varios años y después de varios grupos, pasa a ser solista de “Los Grimm” con los que graba su primer disco. Después llego “Frecuencia”. Tiene su primera experiencia teatral en un musica lllamado “Personajes”.
Tras mantenerse ausente del Medio, cumpliendo con el entonces inevitable compromiso del servicio militar en África, A una edad temprana descubre Beatles, el Pop, el Soul, el Rhythm´n´Blues, el Rock&Roll,a su regreso, una pirueta del destino, hace que su amigo Álvaro Nieto le propongan grabar en solitario, momento en que conoce a Rafael Pérez Botija, quien hace que de forma absolutamente inesperada, su trayectoria artística adquiera una creciente popularidad tanto en España como en América.

Fruto de la misma son sus nueve álbumes, donde canciones como “O tu o nada”, “Gavilán o paloma” y “Pólvora mojada” que entre otras, consiguieron ser número uno.
En una permanente búsqueda de nuevos caminos, surge la experiencia teatral, protagonizando el musical “Lovy”, (primer musical español), donde se revela como actor, obteniendo excelentes criticas. Desde aquel momento los productores de “Evita”, fijaron su atención en Pablo, a quien proponen encarnar el “Ché”.Sus compromisos discográficos en Hispanoamérica le impiden aceptar el reto.

l Hasta que a comienzos del 1982 las circunstancias hacen que Pablo pase a encarnar al Ché para llevar a los escenarios mundiales el gran acontecimiento para el musical en español que supuso “Evita”. La carrera de Pablo Abraira se encontraba en su momento álgido. Pero, en el carácter artístico y personal de Pablo, la constante búsqueda de la superación y el perfeccionamiento le llevan a asumir nuevos retos. Por ello, tras la gira Americana que se realiza con dicho musical, surge el proyecto de poner en marcha “Jesucristo Superstar” estrenándola a comienzos de 1984 en Madrid, viajando con el espectáculo, de nuevo, a Hispanoamérica.

En Junio de 1994 forma parte de la compañía del Centro Dramático Nacional interpretando el personaje de “Polpoj” en “Marat-Sade” dirigido por Miguel Narros y en estos últimos años participo en “La Magia de Broadway” en Teatro Lara de Madrid.En el 2004 publica su último trabajo “AHORA” coproducido con Alfonso Perez a quien Pablo considera un autentico regalo de esta vida por sus conocimientos y su calidad humana. No cabe la menor duda, de que el paso del tiempo, proporciona un mayor conocimiento sobre aquello a lo que, con absoluta devoción y entrega, has dedicado casi la totalidad de tu existencia y energía.

Posteriormente publico con la Discográfica Universal “30 de Febrero 2006” que contenía canciones de su primer y de su ultimo trabajos.Durante el pasado año 2010, ha estado grabando WEEKEND. Una serie de programas dedicados al turismo alternativo de fin de semana, donde ha tenido la suerte de vivir experiencias absolutamente nuevas para el, como tirarse de un avión, hacer espeleobarranquismo, submarinismo, etc. Todas estas actividades le han permitido  conocer personas, lugares y vivir emociones, que le han hecho crecer como ser humano, que en definitiva, es de lo que se trata.

En la actualidad, está inmerso en un nuevo proyecto, para llevar a cabo una serie de conciertos del que en breve, conoceréis mas detalles.

Pablo Abraira es todo lo que ha sido. Siempre alerta ante la esquizofrenia que marca la diferencia entre el ser humano que uno es y el personaje que a cada uno nos toca representar en el gran teatro de la Vida. Permanentemente expectante e intentando crecer y madurar como persona, para poder alimentar al artista de savia nueva.

“VOLVERÍA A VOLVER”

No cabe la menor duda, de que el paso del tiempo, proporciona un mayor conocimiento sobre aquello a lo que, con absoluta devoción y entrega, has dedicado casi la totalidad de tu existencia y energía.